Clases de ciclo indoor en Logroño

Todas las ventajas del ciclismo sin salir del gimnasio

El principal objetivo es el trabajo de resistencia cardiovascular y el ejercicio muscular que se realiza. En una sesión se pueden llegar a quemar entre 400 y 600 Kcal. Es una actividad de bajo impacto, por lo que se reduce el riesgo de lesión y se minimiza el estrés articular. El ciclo-indoor no precisa de una compleja coordinación ni equilibrio y no es necesario ser ciclista ni haber montado en bicicleta anteriormente.

El ciclo indoor es una actividad física colectiva, realizada sobre una bicicleta estática al ritmo de la música, en la que se efectúa un trabajo predominantemente cardiovascular de alta intensidad con intervención muy elevada de los grandes grupos musculares del tren inferior. La clase va guiada por un instructor que es el responsable de conducir la sesión hacia los objetivos previamente establecidos.

En la actualidad es una actividad consolidada y con mucha aceptación debido a varios factores.

  • Durante la etapa invernal, la práctica del ciclismo al aire libre disminuye por las condiciones climatológicas adversas. Así que con el ciclo indoor los amantes a este deporte ya no tienen por qué perder su condición física.
  • Las carreteras cada vez son más peligrosas para la práctica del ciclismo, hecho que hace que los practicantes de este deporte tengan en el ciclo indoor una alternativa.
  • Otro factor es el hecho de que al movilizar grandes grupos musculares, se realiza un importante trabajo cardiovascular y al mismo tiempo genera un alto gasto calórico, por lo tanto se trata de una actividad muy recomendada para aquellas personas que quieren perder peso.
  • Llama la atención porque se desarrolla un trabajo cardiovascular de manera divertida y mucho más motivadora que correr sobre una cinta.